A grandes rasgos un examen de audiometría evalúa la capacidad para escuchar sonidos de una persona. Los sonidos varían según su intensidad y la velocidad de las vibraciones de las ondas sonoras.

La audición se produce cuando las ondas sonoras estimulan los nervios del oído interno. Luego, el sonido viaja a lo largo de las vías nerviosas hasta el cerebro.

La audiometría verbal también se realiza con el paciente en cabina y con auriculares, pero en lugar de sonido, se emiten palabras a diferentes volúmenes que deben repetirse con exactitud. También se realiza una prueba de reconocimiento de palabras que mide la capacidad del paciente para discriminar entre el habla y el ruido de fondo.

Un audiómetro es un dispositivo electrónico diseñado específicamente para realizar diagnósticos auditivos audiométricos. Su objetivo principal es determinar si el sujeto de prueba presenta alguna pérdida auditiva y detectar cualquier alteración a través de la estimulación acústica en ambos oídos.

Un examen de se puede realizar en cualquier momento si notas algún síntoma extraño al escuchar. Después de esto tienes que visitar a un experto en el área como es la Dra. Mónica Váldes Labra.